Categorías
Andrología

¿Tengo el pene pequeño en reposo? Mitos

El tamaño del pene es una de las cosas que más preocupa a un hombre. No tan sólo a nivel sexual sino a nivel «social».

 

Cada vez son más los hombres que buscan aumentar el tamaño por sentirse más seguros de sí  mismos en ámbitos como el gimnasio.

 

El tamaño del pene en erección es el que es, y las estadísticas hacen mención a este dato, siendo en nuestro país unos 13,5 cm de media. Sin embargo, el tamaño del pene en reposo es una variable dinámica, no estática, que depende de muchos factores como la temperatura, el estado emocional, etc.

 

Además, hay que tener en cuenta que el tamaño en reposo no pone de manifiesto el tamaño en erección; hay penes pequeños en reposo que experimentan un gran incremento en longitud en erección (lo que comunmente se dice «pene de sangre»), mientras que otros penes grandes en reposo, en erección experimentan más un incremento en dureza sin tanto alargamiento ( comunmente conocido como «pene de carne»).

 

Así pues, tener un pene «pequeño» en reposo no tiene por qué ser un problema a nivel sexual.

 

Otro punto a tener en cuenta es cómo la longitud afecta a nivel sexual…y la respuesta es…muy poco. Lo que verdaderamente produce estimulación vaginal es el grosor del pene, puesto que la máxima concentración de terminaciones nerviosas sensitivas de la vagina se encuentran en la parte más externa de la misma, por lo que no por más longitud se experimentará más placer, pero sí si aumenta el grosor.

 

Así pues, es mejor un pene más corto y de mayor grosor, que un pene largo y fino.

 

Por todo ello, a los numerosos  pacientes que me consultan por aumento de pene, a la gran mayoría de ellos le digo lo mismo: si quieres mejorar el tamaño de tu pene, que sea en grosor. Por un lado mejoramos la parte sexual como hemos comentado, y por otro lado, mejoramos el aspecto visual del pene en reposo, pues permite que la longitud del  pene en reposo permanezca más estable y sin tantos cambios con  la temperatura, etc. gracias al peso que le confiere así como un efecto «tutor».

 

Hasta aquí este post, espero que os haya servido de ayuda.

 

Conoce nuestros tratamientos

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *